Telef.: 902115546 atención al cliente 

*** LA DIRECCION TECNICA OBLIGADA A TENER CONOCIMIENTOS DE TECNICAS Y METODOLOGIA PARA QUE SE PRODUZCA UN CAMBIO POSITIVO, SOLICITE SU PLAZA ***

 

 

 

 

vin_clorex

 

INFORME Y ESTUDIO DE TESIS.


Revisión y comprobación desde La ficha técnica de Seguridad por nuestro Dpto. de I+D, compuesto para este proyecto por:

Joan Rius: Licenciado en Químicas, Técnico Superior en Prevención de Riesgos (3 especialidades).

M. Teresa Sánchez: Administradora y Directora de Tesis. Coordinación y comprobación entre parte teórica y real.

Gestión y verificación de contrastes y resultados.

Selena Mª Cerdá: Gestión e información de la eficacia real con pruebas en diferentes centros. Probándose en el actualidad.

Coordinador-as/supervisor-as de empresas de limpieza para seguimiento del producto valorando su eficacia real final. Con resultados finales pendientes de contrastar.

 

PH: 8,5 BÁSICO DEBIL

El producto VIM CLOREX es un producto “clásico”, de los de “toda la vida”, comercializado en España por Gauber Spain, SL.
La formulación exacta del producto no está publicada, apartándose de las líneas de otros fabricantes importantes como Henkel o Procter&Gamble de informar razonablemente al consumidor, que es lo que deberían hacer absolutamente todos los fabricantes, aunque si que hemos encontrado los principios más “peligrosos” que compone el producto de los que les detallamos a continuación, no sin antes dejar latente nuestra postura ante dicho producto.

Efectivamente es un producto con una tradición importante, prácticamente es conocido por todas las amas de casa de cierta edad. Nuestras madres e incluso abuelas ya lo han utilizado hace años, con unas propiedades y formulación con ciertas diferencias, pero con un formato y envasado prácticamente igual.

En TESIS, como venimos indicando en otros informes, no sólo comprobamos el resultado del producto a nivel de efectividad, tenemos en cuenta otros factores, las medidas de prevención y protección que debemos utilizar para evitar intoxicaciones por vías respiratorias/piel…, al igual que el esfuerzo que se debe realizar el operario/a para utilizar y “limpiar” con dicho producto. En este caso el esfuerzo es mayor que con un producto más soluble y acuoso.

Siempre trabajaremos mejor con un producto que sea líquido y soluble en el agua (que se mezcle perfectamente) que con uno que debamos trabajar primero.

Los componentes peligrosos que contiene son:

Carbonato Sódico (Nº CAS: 497-19-8): es un secuestrante inorgánico. Pero se presenta en estado purulento por lo que se debe evitar la inhalación del polvo que se desprende en su manipulación.

Ácido tricloroisocianúrico (Nº CAS: 87-90-1): es la fuente de cloro del producto, “acción desinfectante” (aunque lo más apropiado sería hablar de una débil descontaminación). Es nocivo por ingestión, inhalación e irritante en contacto con la piel y los ojos. Además es comburente: en contacto con sustancias combustibles puede generar incendios, sin mediación de una fuente de ignición, solo por entrar en contacto. Y en caso de incendio, acrecenta el fuego igual que lo haría el oxígeno (que también es comburente). Es un producto altamente tóxico para organismos acuáticos. Este componente hace que sea realmente importante no mezclar este detergente con otros, dado que fácilmente podría provocar reacciones violentas y que se generasen gases tóxicos.

Dodecilbenceno sulfonato sódico (NºCAS: 85117-50-6): es un detergente aniónico, es decir, un jabón. Presenta la toxicidad típica de los tensoactivos aniónicos: nocivo por ingestión e irritante para los ojos y vías respiratorias.

Químicamente no parece un producto especialmente agresivo con el usuario: tienen un pH comprendido entre 8,0 y 8,5 al 1% en agua, por lo que es alcalino débil.

Esto no significa que sea un producto que no debamos manipular adecuadamente: sabemos que lleva componentes peligrosos aunque en concentraciones bajas.

Por lo tanto, al usar este producto deberemos prestar especial atención a no generar “polvos” con él, que es donde principalmente reside su potencial peligrosidad, por lo que se manipulará con cuidado y en una zona ventilada adecuadamente, para que el poco polvo que se pueda generar se elimine fácilmente. Respecto a las manos, las recomendaciones son: guantes para evitar tocar el detergente y, si se aprecia riesgo de salpicadura, gafas, pues contiene productos irritantes para los ojos y seguramente provocaría su enrojecimiento.

Personalmente, y aunque respeto por supuesto las conclusiones químicas, para mí es un producto (y así lo he verificado en su utilización) que elimina protección de superficies (sobre todo en mármol…) y provoca un ensuciamiento mayor en menos tiempo. No es un producto que utilizaría en limpieza de mantenimiento.

¡RECUERDE UTILIZAR SIEMPRE LAS MEDIDAS DE PROTECCION ADECUADAS AL TIPO DE PRODUCTO QUE MANIPULA!

 

Fdo. M. Teresa Sánchez/Directora

Ver informe completo de nuestro quimico Joan Rius